Entradas

Entrada destacada

FAHRENHEIT 11/9

Imagen
Que a una gran mayoría nos entristece el panorama político americano y europeo es un hecho. Que cuando nos enteramos de que los políticos ultra quieren tomar el poder sentimos verdadero asco, también. Y mientras algunos ejercen la violencia contra estos, hay un director, UN GRAN CIUDADANO AMERICANO que ejerce un arma mucho más poderosa contra estos: el arte y la sátira. Y esta persona es Michael Moore.
Michael demostró su irreverencia y su capacidad creadora en numerosos documentales, y, en 2018, Moore volvió a la carga con un documental que a nadie que se precie de interesarse por la política puede dejar indiferente: Fahrenheit 9/11.






Esta vez, el reconocido showman americano desata su “ira” principalmente contra Trump, pero también contra las altas esferas del partido demócrata y contra algún que otro político americano. Al igual que todos los demás documentales de Moore, es un largometraje que emociona profundamente, que deja nuestros sentimientos a flor de piel.
Algunos dicen que Mi…

OUH BABBO

Imagen
Muchas veces, las personas como servidor tienden a experimentar un miedo incomprensible hacia todo aquello o aquellos que le son desconocidos. Esto se traduce en el miedo para descubrir lugares nuevos, caras nuevas, gentes con quienes disfrutar y aprender.Eso fue lo que me pasó en un principio con el restaurante italiano Ouh Babbo, propiedad de Don Bruno Squarzia.





Bruno es, como él mismo dice, cocinactor. Le es imposible desprenderse de sus dos grandes pasiones, que son la interpretación y la cocina. No ahondaremos en su vasto currículum actral, pero, a ese respecto, debemos mencionar su participación en Cuéntame Cómo Pasó y Tierra de Lobos, me centraré en la cocina. Brunoha mamado sus dos pasiones desde pequeño. Su padre fue un audaz emprendedor que intentó –infructuosamente- introducir la pasta en Valencia, y Bruno, que nació en España, ha seguido su estela. Lo ha hecho abriendo uno de los mejores restaurantes italianos que existen en toda España. El nombre del local es bien evocado…

ENTRE LA RISA Y LA SONRISA

Imagen
No, no os preocupéis. Este no es un título lisérgico. No he consumido ninguna sustancia alucinógena. Este es, sencillamente, el afortunado título de uno de los pocos libros (¡sí, habéis leído bien, libros!) que he devorado en tres días. Que he devorado con verdadero deleite, porque no conocí personalmente a casi ninguno de sus personajes y, al mismo tiempo, conozco como fan prácticamente todos.
Un huinca de Mogente y un dibujante setentero
Este libro va desgranando poco a poco toda una vida, anécdota tras anécdota. Y lo hace a través de la pluma de Gonzalo Reig y las ilustraciones de Alfonso Ortuño, un pintor alicantino que –cosas de la vida- dedicó una vida entera a dibujar, para diferentes empresas y con diferentes cometidos.



Gonzalo (que, según tengo entendido, usaba el pesudónimo de Huinca porque así era como llamaban los mapuches a los españoles) es un mogentino de mano virtuosa y sensibilidad poco común. Hijo de un farmacéutico de talante progresista, fue enviado a Cannes con la …

LA ÉPOCA DE LA CENSURA

Hay que reconocerlo. Los años ochenta fueron una época excelente en lo que a libertad de expresión se refiere. Cualquiera podía poner a caldo a políticos o expresar su opinión (aunque algunas fuesen repugnantes) sin temor a sufrir represalias de ningún tipo. Cosas de la vida, las redes sociales ni existían ni eran esperadas por nadie, porque la mayoría ni tan siquiera sabían lo que era Internet.
La situación ha cambiado por completo. Hoy, con el uso (y sin este) de las redes sociales, basta que tu opinión incomode o no se esté de acuerdo con esta para que te etiqueten de chavista, populista, separatista, machista, hembrista y todos los –istas y –fobos habidos y por haber. Los que exigimos libertad de expresión somos, a su vez, los verdugos de la misma cuando nos tocan la fibra ultra sensible (y en este apartado, me incluyo yo). Ponemos el grito en el cielo cada vez que alguien dice algo que no nos gusta, y es por esto que ya muchos gobiernos no echan mano de censores per se: ya lo som…

DOBLAJES LATINOS

Imagen
QUERIDOS AMIGOS, BUENAS NOCHES. OTRA VEZ HETE AQUÍ A TOMMY CONTANDO BATALLITAS CEBOLLETOSAS. SÍ, LO SÉ. NO TENGO REMEDIO.
   LOS QUE SEÁIS ESPAÑOLES OS HABRÉIS PREGUNTADO POR QUÉ NUESTROS PADRES CRECIERON ESCUCHANDO DOBLAJES EN EL MAL LLAMADO ESPAÑOL NEUTRO, UNA ESPECIE DE ESPAÑOL COMODÍN QUE DEBÍA SERVIR PARA TODOS LOS PAÍSES DE HABLA HISPANA AL CUÁL SE DOBLABAN TODAS LAS PELÍCULAS DE DISNEY Y TODAS LAS SERIES DE ANIMACIÓN. ES MUY SENCILLO.
    CUANDO DISNEY COMENZÓ A HACER PELÍCULAS DE ANIMACIÓN SE ENCONTRÓ CON QUE NO PODÍA DOBLARLAS EN ESPAÑA PORQUE NUESTRO PAÍS SE HALLABA INMERSO EN UNA GUERRA CIVIL, POR LO QUE DEBIÓ DIRIGIR SU MIRADA HACIA LATINOAMÉRICA. EN UN PRINCIPIO DECIDIÓ CONTRATAR LOS SERVICIOS DE LOS ESTUDIOS ARGENTINOS “ARGENTINA SONOFILM”, PRODUCTORA AUDIOVISUAL DE RENOMBRE QUE AÚN HOY EXISTE. EXIGIÓ QUE SUS DOBLAJES LOS DIRIGIERA EL DIRECTOR DE CINE LUIS CÉSAR AMADORI, QUIEN LUEGO SE EXILIARÍA EN ESPAÑA POR MOTIVOS POLÍTICOS. PERO LOS DÍAS DE LOS DOBLAJES DISNEY CON …

SUPER DRAGS

Imagen
Seguimos en este blog con las nuevas series que Netflix tiene a bien distribuir entre sus cada vez más numerosos abonados. Esta vez le ha tocado el turno a una serie de animación para adultos, una serie con los colores del arco iris. Una serie que clama por la tolerancia y que podría desatar –si no lo ha hecho ya- las iras de los sectores más ultraconservadores del mundo entero: Super Drag.





Esta serie ha sido creada por Anderson Mahanski, Fernando Mendonça y Paulo Lescaut. Al parecer ha sido objeto de cierta controversia, algo ilógico dado que desde el principio se especifica que es una serie para adultos.
Super Drag nos cuenta la historia de tres dependientes de una tienda -Patrick, Ralph y Donizete- que, si bien por el día aparentan total normalidad, por la noche se convierten en tres superheroínas que luchan por salvar a Lady Goldiva y porque nadie impida sus actuaciones. Su antagonista es siempre Lady Elza, una drag queen que comete crímenes de odio, cuyas habilidades artísticas e…

LOS VIEJOS VINILOS NUNCA MUEREN

Imagen
En las últimas décadas todo el mundo ha visto cómo todo aquello que “sonaba a” digital reemplazaba, de manera fulminante en algunos casos, a todos aquellos soportes sonoros que olían a voltaje, es decir, que olían “a analógico”. En la época en la que la casete de música todavía era “moneda común” en el mercado discográfico, el mundo quedaba maravillado viendo cómo unos disquitos láser ocupaban el corazón y los salones del respetable. Este formato era el cd.
Sus inventores, ilusos ellos, creían que no se podía rallar. Que se podían poner los dedos encima de su superficie. Barbaridades aparte, lo cierto es que el tiempo les quitó la razón. Y también afirmaron que el cd podría acabar con el vinilo. Dato muy importante.
No seré yo quien haga vaticinios fulminantes sobre el futuro de los formatos láser. El tiempo dirá si sobreviven o no. Pero, en mi opinión, van a fallecer. Con la llegada de los operadores de cable –esto ya lo afirmé en un artículo anterior- se abrió la veda del “lo quiere…